Mitja de Barcelona 2018

DCIM100GOPROGOPR4450.

Primer evento del año para tomarse en serio, esta vez no corría para mi, sino para todos aquellos que querían correr esta prueba en 1.30 horas y, claro, no se podía fallar, no valía aquello de rodar por sensaciones o ir jugando con los ritmos según se siente uno, había que aplicarse, concentrarse, ser regular y correr a ritmo, algo que hacía mucho tiempo que no hacía.

Ultime la preparación con 3 buenas sesiones en cinta, asimilando ritmos, trabajando ritmos de manera estable y sufriendo un poco para intentar llegar al domingo lo mejor posible, más que preparado, con la suficiente confianza para poder cumplir con mi tasca.

Este año repetía Feliciano conmigo y adoptábamos tres nuevos compañeros, Víctor, Chema y Jose, entre los cinco formamos un gran equipo, compacto, trabajando unidos, con mucho compañerismo, concentración, con sus momentos de guasa, chistes y risas, pero sin olvidar nunca ese objetivo común que todos queríamos cumplir, llegar a meta marcando esas 1.30 horas de tiempo final.

La reunión de todas las liebres era a las 7.30 de la mañana, pero anduvimos con retraso, bastante retraso y poco tiempo quedó para calentar, casi el justo para quitarse la ropa, prepararse todo, colgarse la vela con el tiempo a llevar, hacer un par de rectas, acercarse a la salida/meta para la foto oficial, rodar un poco más y entrar al cajón a la hora prevista por la organización.

Este año, éramos los primeros del segundo cajón, que abarcaba tiempos entre 1.30 y 1.40, y salíamos unos segundos después de la primera salida, sin tiempo fijado, pero sí con el suficiente para separar ambas salidas y poder comenzar a correr marcando el ritmo desde el principio, teóricamente, con vía libre de corredores y desde el principio del cajón, un gran acierto organizativo.

Nervios, saludos entre compis y con ganas de comenzar, el día era perfecto, algo nublado, destellos de sol, sin nada de viento y una temperatura nada fría.

Nos separamos un poco el grupo de liebres, Feli tira hacia el lado derecho junto a Jose, Chema se queda conmigo por el lado izquierdo y Víctor se queda unos metros por detrás para cerrar el grupo, durante estos primeros km debíamos rodar un poco separados y hacernos visibles para que todos aquellos que quisieran correr en este tiempo pudieran acercarse a nosotros y llegar al grupo, rodando de inicio bastante abiertos y, con el paso de los km, nos iríamos cerrando un poco para compactar el grupo, llevarlo mejor, animar más y poder guiarlo mejor entre todos.

Comienza la carrera unos 3 minutos más tarde que el primer cajón, cronos a cero y comenzamos a rodar, un lujazo poder salir “liderando” esa segunda ola y pudiendo correr al gusto ya desde inicio, calles anchas, libres y sin mayor preocupación que correr.

El recorrido de la carrera es muy llano, muy rápido, y en un día como este, sin nada de viento, perfecto para pulverizar marcas y, en nuestro caso, perfecto para facilitar nuestro trabajo, tan solo debíamos marcar el ritmo y dejar puesta la marcheta hasta el final.

Primeros dos km muy fáciles, rapidillos, sin casi corredores por el medio, aunque antes de picar el primer km ya estábamos adelantando corredores, teóricamente, más rápidos y que “acreditaban” o debían bajar de 1.30, y algunos de ellos casi parados, corriendo de 3 en 3 o incluso 4 en 4….aunque podíamos ir pasando sin mayor dificultad.

La mayor dificultad de la prueba llegaba en el Paralelo, aunque claro, llamarlo dificultad en una media y, prácticamente, a la salida es una exageración, jejeje….casi 2 km tendiendo a subir por el mítico Paralelo, nada comparable este paso al que se hace en la Marató, en sus km finales, aunque siempre impone algo y hay que afrontarlo con respeto, calma y prudencia.

En este Paralelo nos retenemos un poco, esperando a los corredores, animando y aguantando ese ritmo, clavado y perfecto en estos 4 primeros km y con la “subida” ya hecha, estábamos lanzados, corriendo a ritmo y con el grupo casi compacto, los que salieron con nosotros ya iban aposentados, alguno que recogíamos se unía y solo faltaba esperar que no hubiese muchas bajas de corredores, nosotros intentaríamos que fuese lo mínimo posible.

Llegamos a la Gran Vía, momento para recuperar un poco de ese tramo de subida y poder estabilizar mejor el ritmo, pasando el km 5 en 21.11, justo en el tiempo previsto, todo iba según lo previsto, casi un cuarto de carrera, manteníamos ilusión, fuerzas, ganas y ya estábamos calientes, rodábamos para completar ya el segundo cuarto de carrera, posiblemente el más rápido, personalmente uno de los tramos que más me gustan de la Mitja y en los que poder disfrutar más.

Más Gran Vía y bajada hacia el Arc de Triomf, un punto que me encanta, igual que en la Marató, aunque esta vez no pasamos por debajo del Arco, sí por al lado, disfrutando del ambientazo de la carrera y, posiblemente, la zona más afluencia de público, kms para rodar ligeramente más rápido, siempre controlando los ánimos y las ganas, pero sin dejar de aprovechar ese ligero desnivel negativo que facilitaba la carrera.

El pase por el Arc, como siempre, emotivo y con piel de gallina, es imposible flojear en esa zona, de nuevo punto de contraste comparado con la Marató, ahora de bajada, apenas sobre el km 7-8, bajando lanzado y en la Marató, en subida y acercándonos al 36…..jejejeje….qué ganas de Marató.

Atacamos ya el fin de ese segundo cuarto, acercándonos a la mitad de carrera y con el grupo muy muy amplio, con todos los pacers “con buena cara”, animados, bromeando, corriendo a ritmo y ayudando a los corredores que nos rodeaban.

Segundo parcial un pelín más rápido y pase por el km 10 marcado en 42.10, todo en orden. Segundo avituallamiento también, cogemos aguas y las repartimos en el grupo y seguimos la marcha, seguimos rodando por calles anchas, rectas, sin dificultad y avanzando rumbo a nuestro objetivo. Como me gusta decir en ese momento, empezamos a restar.

Creo que hacía años que no íbamos tan coordinados todos los pacers del grupo, todos al ritmo, sin flojear, con buena cara, disfrutando, bromeando sin perder nunca de vista el crono y nuestro objetivo.

Encarábamos el tercer parcial de 5 k, parcial que incluía el bucle de Diagonal, también parte de tramo común con la Marató, también km con mucho ambiente, animación y fáciles de correr, eran km para mantener la calma, coordinar los pk marcados por la organización y sincronizarlos con nuestros gps, empezaban a oírse comentarios en el grupo, algunos a flojear y debíamos aportar confianza al grupo, todo estaba bajo control, nuestros pases eran prácticamente calcados y teníamos unos 10 segundos a nuestro favor.

Superamos este tercer parcial sin problemas, la fiesta estaba llegando a su fin y todo pintaba muy bien, pacers en bloque, grupo unido, grande, compacto, buen rollete y “on time”…..un lujazo poder vivir esta prueba desde dentro sin  ir a machete y disfrutarla cada segundo y es que tener Barcelona cortada para nosotros es algo que no pasa a menudo…..solo 2 veces al año!

1 segundo a nuestro favor según la alfombra del km 15, según nuestros pases seguíamos con unos 8-10 segundos a nuestro favor todavía, según lo previsto, rodábamos en tiempo y hasta meta no había ninguna dificultad a destacar.

Por delante el tramo de Ronda Litoral, con un pequeño cambio respecto a años anteriores por obras, un estrechamiento y el tramo final como siempre, Torres Mapfre, Marina y Pujades.

Vamos animando al grupo, manteniendo el ritmo y bromeando, amenizando al máximo los km, todos empezábamos a ver ese crono deseado y esperado, algunos sufriendo más que otros pero, en definitiva, cumpliendo, animamos también a aquellos que iban demasiado sobrados a que se animen a pulir marcas, aunque el grueso del grupo decide quedar con nosotros todavía.

Superado el puente de la Ronda, todo a nuestro favor, con ganas de atacar ya el km 20 y llegar ya a meta, las sensaciones de carrera son buenas, las piernas responden, el coco sigue perfecto y todo estaba saliendo según lo deseado, en mi caso sufriendo un poco la falta de “suela” en las zapas que llevábamos esta vez, pero sin mayores problemas.

En este tramo final avanzamos bastantes puestos, se nota la flojera de más de uno y el avance a ritmo es más notable, es el momento de crecerse cuando estás bien, de hundirse cuando estás mal y de luchar el crono a muerte cuando estás tocado.

Superamos el km 20 con 1.25.15 aproximadamente, así que en orden, al ritmo previsto, sin complicaciones, sin error y camino a terminar nuestro trabajo con tiempo para disfrutar y saborear los metros finales.

Llegamos a Pujades y ahora sí, el grueso de corredores empiezan a apretar, a fundir cronos y a dejarnos prácticamente solos, nos juntamos todos los pacers, nos dejamos llevar y saboreamos esa larga recta, imagino que interminable cuando vas al sprint, pero tremendamente satisfactoria cuando no te aprieta el crono, últimos metros, brazos juntos y objetivo cumplido, una vez más, y este año mucho más fácil y mejor de lo previsto, en mi caso particular, así que muy contento y feliz de haber podido estar y cumplir un año más.

Resultados

Ya son 6 años seguidos haciendo de liebre en la mejor media de Catalunya, la más popular, posiblemente la más rápida y la mejor organizada, todo un lujo poder formar parte de este evento un año más, rodeado de grandes corredores, buenos amigos, excelentes compañeros, ayudando a los corredores que querían conseguir ese objetivo común y disfrutando y viviendo este gran evento desde dentro.

Próxima parada la Marató, repitiendo de pacer de 3.15 una vez más, con ganas de disfrutar de Barcelona otra vez, quien se anima??

Datos Carrera: Mitja de Barcelona, 21.1k

Distancia Garmin 910: 21560

Tiempo Garmin: 1.29.51

Tiempo oficial real: 1.29.51

Ritmo medio: 4.10

Kcal: 1115

Ppmedio: 141

Ppmáximo: 167

Desnivel positivo: 38+

Puesto general: 1591

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks