Marnaton Barcelona 2018 2.0 k

Primera prueba de aguas abiertas de la temporada, recuperando la tradición de comenzar en Marnaton Barcelona.

Buen momento para debutar este 2018, en una prueba cerca de casa, perfectamente organizada y a la que tienes ganas, así que la mayoría de ingredientes eran buenos para que todo saliera bien y bueno, y la verdad, que no me puedo quejar del resultado final.
Llegaba tras una buena semana de entrenamientos, bastante tocado de la dura sesión del jueves anterior, pero con ganas de nadar y recuperar las buenas sensaciones perdidas en los días atrás, y, por supuesto, también de reencontrarme con el mar y el agua salada.
Elegí una vez más la distancia clásica, la de 2 k, y es que le tengo tanto aprecio al formato original que me costará cambiar a los 4 k y más todavía siendo una travesía tan temprana. Además con el agua a 15 graditos, poco se me puede pedir
Este año el horario también era mejor, comenzar a las 11 de la mañana te evitaba varios handicaps, como el tener que madrugar, un estrés competitivo más acentuado y, en mi caso, también un dormir más tranquilo, ya que no me suponía ninguna alteración de mis horarios normales.
Me desplazo con mi peque como suporter y plus de motivación, llegamos con tiempo para ir totalmente tranquilo, ver y reconocer el mar, catarlo con unas brazadas y colocarme bien el traje de neopreno, allí me encuentro con Cris, que debutaba en aguas abiertas y, tras unos intercambios de opiniones, nervios y palabras nos preparamos para el momento de salida.
La primera impresión al tocar agua no es nada buena, mucho frío e hiperventilación que trato de calmar nadando unos metros, sin pensar, con calma, me voy relajando con apenas unos metros y consigo controlar ese estado de “ansiedad” inicial, preparando cuerpo y mente para lo que se avecinaba.
El mar, a priori, muy calmado, aunque no siempre se siente desde dentro tal cual se ve desde fuera, así que ya tenía clara mi ubicación en la salida y la estrategia a seguir en los primeros metros, hasta el giro de la primera boya.
Me coloco al lado izquierdo de la salida mirando la boya, por el teórico palo corto, apostando fuerte y con confianza de salir bien parado de una salida arriesgada y más multitudinaria.
Últimas indicaciones de David Campà y ya todos preparados para disfrutar de la jornada de aguas abiertas, de Barcelona desde el mar y aunque el tiempo no acompaña mucho y el agua está más fría de lo que suele estar a estas alturas de año, todo son aportaciones positivas.
Bocinazo y comenzamos a nadar, todo y estar bien colocado en la salida, mi reacción es lenta y pierdo varios puestos de salida, pero no me obsesiono ni me pongo nervioso, me tiro con calma a nadar y voy buscando el escape por el interior a una vía libre, nadando por el exterior y librándome de los posibles golpes iniciales. Nado con calma y sin prisas estos primeros metros, un exceso de velocidad podría llevarme a un estado de estrés y agonía demasiado importante como para recuperar bien después, así que había que mantener la calma e ir en progresión…..no estoy acostumbrado a nadar en aguas tan “frías” para mi y mi adaptación no es nada buena.
El objetivo era llegar a la primera boya y girar limpiamente, lo más rápido posible, eso sí, y luego ya coger mi velocidad de crucero óptima según respondiera el cuerpo. Y consigo esa primera meta, llegar bien a la primera boya, girar sin golpes, sin reducir velocidad y en un amplio, todavía, grupo de cabeza. Giramos a izquierda, dirección Badalona y encaramos una nueva boya amarilla, la primera de una larga recta, muy bien marcada y delimitada, con un mar que acompaña y deja nadar cómodamente, en este punto, igual que el año pasado, la travesía empieza a romperse y los grupos de nadadores empiezan a estirarse, pequeños piques, ahora avanzo, ahora me pasan y así durante unos metros hasta que, la travesía, va colocando a cada nadador en su sitio.
Nado cómodo, concentrado y sin perder de vista la linea de boyas, también a la vez controlando a los nadadores que tenía alrededor, siempre en busca de una buena liebre, el grupo más amplio de inicio no tardaría en irse haciendo más pequeño, y con el paso de los metros también perdería la noción de situación en carrera y, aunque no era un objetivo principal, siempre quiere uno ser competitivo y dar lo mejor posible.
Las sensaciones no son buenas del todo, pero estaba disfrutando de momento, el agua fría me venía bien para desentumecer el cuerpo, muy cargado de km de los días anteriores, así que solo tenía que dejarme llevar, tenía que seguir fluyendo y disfrutando.
A lo lejos se divisa ya el dado amarillo, boya de giro hacia la costa para encarar la playa y afrontar el punto de giro, disfrutando a la vez que sufriendo, sensaciones extrañas difíciles de entender, pero que a mi tanto me gustan, el grupo ya muy roto encara ese giro, de nuevo a izquierdas para salir a la playa, pasar control de chip y lanzarnos de nuevo al agua para encarar la recta final.
Algún que otro golpe cuando encaramos la salida a la playa, se notan nervios, inquietud por querer llegar bien a la arena y, por supuesto, para no perder el beneficio del grupo, no podía mirar el ritmo, pero sabía que no era malo, estaba compartiendo metros con Sergio y Marc, buenos nadadores con los que siempre llegamos igualados a meta, así que solo tocaba mantenerse ahí y saber estar.
Al llegar a la playa y ponerme en pie siento esa pesadez terrible de piernas que no me deja fluir como quisiera, sigo lento de reflejos y algo falto de energía, sin ser malo el ritmo, las sensaciones no acompañan para nada.
Rápida transición por la playa y de nuevo al agua, pasando en pk 1 (teórico) en 18.06.
Encaramos ahora la linea de boyas rojas, que hay que seguir dejando a la derecha ahora, un recta interior y más corta para encarar el arco de meta, del grupo de 6 nadadores que pasábamos a la vez por ese punto de giro pronto quedamos dispersados, Marc con unos metros de ventaja por delante, otro nadador que iba perdiendo gas y tras ellos Sergio y yo, sin tiempo a nada más, solo nadar y buscar boyas que atacar, no quería mirar hacia atrás, no quería mirar reloj, solo quería disfrutar, pero ese espíritu competitivo que me invade a veces solo hacía que presionarme más y no dejarme disfrutar de la jornada como quisiera, debo controlar los impulsos, nadar unos metros largos y volver a desprenderme de las cosas negativas y recuperar mejores sensaciones, mayor fluidez de nado y, sin darme cuenta, mejor ritmo.
Afronto los últimos metros sintiéndome fuerte, con confianza, con ganas y muy motivado, creía que controlaba bien la distancia con Carles y Marc por delante y confiaba en tener un buen sprint para poder pelear algún puesto más en la clasificación general.
Llegamos a las dos últimas boyas bastante cerca, pero no lo suficiente para pelear codo con codo, intento atacar a los de delante sin éxito, pero no puedo desistir ya que, a la vez, debo defenderme de los ataques de dos nadadores por detrás, algún que otro golpe, agarrón y de nuevo vuelta al estrés, no progreso pero tampoco pierdo, echando el resto en los metros de arena hasta la alfombra del chip, parando el crono en 29.36, algún segundo más que el año pasado y acabando más tocado también.
Momentos después podría saborear mejor ese esfuerzo realizado, dando por bueno ese crono que me dejaba como 7 general de la travesía y me dejaba repetir como segundo de la categoría M40, hoy tras Marc, a solo dos segundos de él. Muy buen resultado pues, nadando sin estar fresco ni descansado, siendo la primera toma de contacto con el mar y en carrera del año y repitiendo posiciones respecto al año pasado, todo comienza como el 2017, ahora tocará intentar terminarlo igual o mejor, difícil papel me espera, jejeje.
Gran organización de nuevo, salidas espectaculares y bien separadas este año, pudiendo disfrutar todos de casi todas las salidas y del espectáculo de los relevos, el año que viene habrá que hacerse hueco en algún equipo, jejeje….este año me quedé con las ganas.
Nuevo podio en Marnaton, segundo en Barcelona y, de nuevo segundo, comenzamos con una plata más, contento y feliz, pero lo mejor de todo es que sigo teniendo hambre de más.
Próxima parada? TRIATLÓ SPRINT DE SANT FELIU DE GUÍXOLS

Datos de carrera: Marnaton Barcelona 2k

Distancia Garmin: 2140

Tiempo Garmin: 29.38

Tiempo Oficial: 29.36

Brazadas: 1193

Ritmo medio: 1:23/100 

Puesto general: 7

Puesto categoría: 2

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks