Triatló Sprint Sant Feliu de Guíxols

Después del fiasco del Triatló de El Prat llegó el Triatló Sprint de Sant Feliu, el que fuera un clásico de mi calendario antaño y uno de los que más me gustaba años atrás. Y esta vez sí, pudimos hacer un triatlón sin complicaciones, sin extras y sin inventos.

Era mi última prueba de fuego antes del Ironcat, un último test y una toma de contacto con las transiciones ante de la prueba de triatlón más importante que haré este año, en definitiva, un entrenamiento más y probando casi todo el material de carrera.

Llegaba en semana de bajada de entrenamientos, habiendo hecho sesiones cortas pero con algo más de intensidad, pero también acusando un principio de resfriado, que después iría a más, a consecuencia de una tormenta que me pilló trabajando, tiene guasa la cosa, no me enfrío en todo el año y ahora, a días del objetivo vuelvo a pillar, y de lo lindo, como ya me pasara el año pasado.

Tenía la cabeza algo espesa, un poco de frío, pero me sentía capaz, con fuerzas, no máximas, pero sí suficientes para poder intentar no sufrir demasiado del sprint, así que afrontaba la prueba con ganas, motivado y a la espera de ver como respondía el cuerpo. Llego con tiempo más bien justito, accidente en la carretera que trastorna un poco mi rutina de comida que tenía prevista, dejo el material en boxes y me decido a calentar un poco en el agua, de nuevo fresquita, fría, hago dos entradas hasta topar con dos medusas enormes, así que vuelta a la playa, jugando un poco en la orilla a la espera de la salida.

Observo las boyas y decido colocarme, esta vez, por el palo largo, pensando que podía salir por un sitio más limpio y con menos golpes. Salida y al lío, sin pensar en la temperatura del agua, en las medusas y/o en mi congestión, a nadar a saco entre olas y golpes, tardo unos metros en poder escapar por la derecha y alejarme unos metros, bastantes, del grupo, nado varios metros contracorriente y alejándome del grupo, hasta casi la mitad de la primera recta, vuelvo a mirar la boya y veo que he perdido contacto con la cabeza de carrera, así que rectifico trayectoria, aumento ritmo y me planto en la primera boya bastante bien ubicado, pudiendo girar sin mayor complicación.

Encaro la segunda boya sin poder verla bien, siguiendo al grupo, pero pronto necesito avanzar, quedo cerrado y debo abrirme por el interior un poco y avanzar fuerte, avanzo varios puestos y ataco la segunda boya habiendo avanzando algún puesto más, no controlo como voy en carrera, pero las sensaciones no eran malas, sino más bien todo lo contrario, estaba disfrutando de este sector y, además, sin ver medusas.

Segunda boya sorteada y encaro ya meta, ahora con corriente a favor, con lo que esta recta resultaría muy muy rápida, aún así puedo avanzar algún puesto más y acariciar una medusa con mi mano izquierda. Llego a la arena y salgo del agua en el puesto 20, nada mal para haber empezado tan mal.

Transición que intento que sea rápida, pero no lo es, voy quitándome el traje de camino pero llego a boxes con medio neopreno puesto todavía, se me queda algo atascado en las piernas, me agacho para intentar sacar un pie y un triatleta por detrás me empuja cayendo al suelo de morros, gesto muy feo y de muy poco fair play, consigo quitarme el traje y me dispongo a coger el casco, dorsal y gafas de la bici, “chutadas” por algún otro triatleta de la zona, gafas con la patilla rota y descartadas, cojo casco y dorsal y toca seguir, transición lenta y desastrosa, saliendo más cabreado por los demás que por mi mismo.

Me subo a la bici y comienzo a pedalear, sin mirar atrás y sin mirar hacia delante, había que llegar a la Carretera de Tossa y una vez allí ubicarse en carrera. Buenas sensaciones y agilidad en el pedaleo, empiezo a disfrutar y puedo respirar mejor que en posición horizontal, la congestión no se nota tanto en bici, así que mi estado físico mejora un poco. Intento hacer mi carrera, mi bici, sin estar pendiente de los demás y menos en el tramo inicial, posiblemente el más duro, dos km muy selectivos que podían hacer demasiado daño si los hacías por encima de tus posibilidades.

Cojo un buen ritmo, avanzo algún puesto y pierdo alguno también durante este ascenso, me siento bien y ahora sí es momento de intentar coger algún grupillo en la zona de toboganes,  nos juntamos 3-4 triatletas, por momentos hasta 5-6 pero pronto nos deshacemos unos de otros, unos marchamos mejor subiendo y otros se van bajando. Sigo haciendo mi carrera intentando progresar lo máximo posible, tirando fuerte en las subidas y sin arriesgar lo más mínimo en las bajadas, no me jugaba nada y no tenía nada que ganar en la carrera así que mi objetivo era un buen entrenamiento de calidad.

Hasta el giro mantengo la tónica, ganando puestos en las subidas y perdiendo en las bajadas, pero siempre rodando con buenas sensaciones y sin agonizar. A la vuelta y observando la carrera, los grupos más rápidos están lejos, por delante pocos objetivos a pillar y por detrás muchos triatletas que nos acechan, así que no vale bajar la guardia, hay que seguir peleando por mantener, al menos, el puesto en bici.

Primer tramo de subida, subida exigente en la que formamos un grupo de 4, dejando algún que otro triatleta por detrás, el ritmo es bueno, mis sensaciones también y el avance es rápido, por detrás no nos acosan de momento.

Llegamos a la zona de toboganes rompiendo el grupo, me voy unos metros por delante sabiendo que sería cazado en el tramo final de bajada, sigo rodando bien y cómodo en las subidas, sin perder pero algo menos competitivo en las bajadas, pero sin arriesgar, el asfalto era bueno, pero hacía algo de viento, a veces, racheado y podía ser peligroso cualquier despiste.

Encaro ya la bajada hacia Sant Feliu siendo superado por el trío que había hecho conmigo la vuelta y casi cazado por el grupo de atrás al llegar a boxes. Contento con el trabajo realizado encima de la bici, haciendo mi carrera, probando ritmos y haciendo una buena crono.

Segunda transición más rápida y sin percances, llego a boxes, cuelgo la bici, dejo el casco y tras buscar las zapas entre neoprenos en el suelo, me las puedo calzar y comienzo a correr, me coloco bien el dorsal y toca cambiar el chip.

Salida rápida, en medio de un grupo de jóvenes, a los que intento mantener cerca de mi lo máximo posible, alguno se va pronto y algún otro se queda. Me esperaba otro tipo de circuito, más lineal, más rodador, más rápido, pero resultó ser una auténtica locura, una primera ida de no más de 300 metros, asfalto y tierra, para girar a 180 grados hasta 3 veces más, por tierra todas de nuevo 180º haciendo rectas de 50-60 metros, para enlazar más de lo mismo, pero ahora en asfalto y otro bucle más en tierra en la misma recta de meta, todo eso para completar algo más de 1.6 k, una auténtica locura rompe-ritmos y muy desconcertante, ya que veías triatletas ir y venir por todos lados sin saber si estaban por delante, por detrás o como….al menos yo en mi estado no podía saber más.

La primera vuelta se me hace larguísima, corro muy acelerado de pulso, rápido en ritmo también, hasta que en el último giro de tierra un buen trompazo me lleva al suelo, golpe con el hombro en una tanca y rodillazo al suelo, fuerte impacto pero sin excusas, reboto y sigo corriendo, encarando la segunda de las tres vueltas.

A partir de la caída me calmo un poco, recupero un mejor pulso y consigo poner un buen ritmo de crucero, quizás no el mejor para una prueba tan corta, pero poco más tenía a ganar, quizás alargo unos segundos de carrera pero alargo también los momentos de diversión, intentando eso sí no perder muchos más puestos, aunque era imposible controlar quien iba o no por delante o detrás, sin pulseras, sin saber las vueltas de nadie….

Me limpio un poco en el avituallamiento la tierra y la herida y sigo corriendo, controlando mejor la respiración y a ritmo aceptable. La segunda vuelta no me resulta tan agónica y a pesar de hacerla algún segundo más lenta, me pasa mucho más rápida.

Tercera vuelta manteniendo el ritmo y apretando un poco en el tramo final, terminando con buenas sensaciones y buen sabor de boca.

Clasificaciones

No había sido la carrera perfecta, no había dado mi 100% pero sí había hecho gran parte de los deberes  que había venido a hacer, así que me quedo con ello y a la espera de poder corregir esos fallos en el Ironcat, contento con la natación, por la gestión de fuerzas en bici y por la carrera a pie sin bajones, en definitiva, una satisfactoria primera toma de contacto con el triatlón esta temporada. Puesto 52 de la general y un 6 V1 que se puede mejorar bastante más.

Próxima parada IRONCAT

Datos de carrera: Triatló Sprint de Sant Feliu de Guíxols (0.75+20+5)
Tiempo Final Real: 1.08.41
Tiempo Final Garmin: 1.08.41
Puesto General: 52
Puesto Categoría: 6
Parcial Swim: 11.14
Parcial Bike: 36.45
Parcial Run: 20.42

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks